LIBROS Y TEXTOS

En el ámbito educativo existe una cultura de la desinformación respecto a la cuestión animal que no sólo afecta a nuestro alumnado, también a docentes. De cara a conformar nuestros propios criterios parece justo tener la oportunidad de acceder a la información de manera objetiva. Todo lo que desde muy temprano se nos cuenta, ese aprendizaje inducido sobre nuestra relación con los animales, debería ser al menos contrastado en aras de la verdad, ¿no crees?. 

El espacio de la biblioteca es el contexto perfecto para acceder a unos buenos contenidos  al tiempo que fomentamos la lectura. Tú también podrías proponer en la biblioteca de tu centro una sección como ésta. ¿Te animas?.


La forma más habitual de conocer a los animales suele ser memorizando las características que aparecen en los libros de texto. Aprendemos que son mamíferos, aves o peces; pero en la escuela rara vez se habla de su personalidad y menos aún se cuestiona si los tratamos bien o mal.  ¿Te has planteado alguna vez cómo se sienten los animales? ¿Has pensado sobre cómo los tratamos en la sociedad?  La voz de los animales invita a una reflexión a través del pensamiento crítico sobre diferentes cuestiones relacionadas con la ética animal. A través de preguntas expone algunos de los temas más habituales que surgen en la adolescencia cuando pensamos en las vidas de los animales, tanto en libertad como en cautividad. Con una finalidad educativa, plantea también una serie de propuestas didácticas a través de la educación en valores y el fomento del pensamiento crítico. 


Su punto de partida es una perspectiva espiritual sobre las relaciones entre humanos y animales. Ello les lleva a defender, que si aplicamos esos mandamientos en nuestra vida cotidiana, la Tierra y todos sus habitantes podrán vivir en completa armonía. El libro desarrolla la idea de que nuestra obligación es vivir en estrecho contacto con los animales –puesto que los humanos formamos parte del reino animal– y nos dice que debemos aprender a conocerlos y entenderlos para poder protegerlos y evitar su extinción. El tema central de los mandamientos es la importancia y el valor que tiene cualquier animal como individuo, con su propia personalidad e idiosincrasia, algo sobre lo que ambos autores vienen escribiendo desde hace años.


¿Cómo nos relacionamos con los animales? Esta es una cuestión ética básica que va mucho más allá de los tópicos habituales sobre toros, mascotas o preferencias dietéticas. Vale la pena un poco de lectura previa antes de lanzarnos a ese ruedo donde casi todo el mundo tiene ya prefigurada su opinión. ¿Quiénes son las y los ensayistas, filósofos, escritores que han dado forma a nuestra conciencia actual respecto a los animales no humanos –tanto si pensamos en actitudes de instrumentalización explotadora, como de defensa y cuidado? La presente antología de textos breves recoge algunos testimonios esenciales de esa reflexión sobre nuestros vínculos con los animales a lo largo de los últimos tres milenios.


El autor José Fonollosa, ha empezado a trabajar como voluntario en una protectora de animales y comparte con nosotros con su característico humor, las anécdotas y vivencias de su día a día cuidando a los perros de su centro. Este cómic te enseña cómo los trabajadores y voluntarios les ayudan a adaptarse a su nuevo entorno y superar la desconfianza del abandono. Aprende qué pasa con los animales desde el momento en que entran en el refugio hasta el día en que les consiguen una nueva familia adoptiva. Con ella vuelven a disfrutar de una segunda oportunidad, la cual no sería posible sin el cariño y el esfuerzo de toda la gente que trabaja en estos refugios.


El artista Roger Olmos y la Fundación FAADA han realizado, junto a Logos edizioni, un libro que con imágenes y pocas líneas quiere sensibilizar a los humanos de toda edad hacia los otros animales con quienes compartimos el planeta: para conocerlos, respetarlos y protegerlos. Un libro que nos lleva a reconsiderar nuestras elecciones, que a veces sólo son una consecuencia de nuestra falta de reflexión sobre lo que hay detrás del mundo de la moda, de la industria alimenticia o del entretenimiento.


Durante mucho tiempo se ha pensado que los animales son poco más que cosas a nuestro servicio. Cosas que podemos usar como nos apetezca, y por las que no nos tenemos que preocupar. Pero hoy esta idea está empezando a saltar por los aires. Cada vez más personas en todo el mundo opinan de form
a distinta. Es una ola que no deja de crecer. Cada vez más y más gente sabe que los animales son seres que sienten y sufren, y que por ello deberíamos respetarlos y defenderlos.¿Cuáles son los motivos para afirmar eso? ¿Por qué tendría que preocuparnos lo que les pasa a los animales? ¿Qué podemos hacer por ellos, y qué podemos dejar de hacer contra ellos?Un paso adelante en defensa de los animales busca responder a estas y otras muchas preguntas.


Este libro es la culminación de la larga reflexión filosófica, biológica y ética de Jesús Mosterín sobre nuestra relación con los otros animales, relación deliciosa y conflictiva, capaz de despertar lo mejor y lo peor de nosotros mismos. La obra, escrita en estilo claro y
vigoroso, trata de los animales domésticos y salvajes que más nos interesan, de su evolución, su historia y su situación actual. Analiza temas controvertidos como la compañía, la ganadería y la alimentación, los espectáculos de la crueldad, la caza y la pesca, la investigación, la extinción de las especies y la degradación de los ecosistemas. Alejado de cualquier enfoque simplista, este libro, centrado en la ética de la compasión, propugna la consideración moral de los animales, entendida de un modo equilibrado y profundo que acepta la complejidad y multidimensionalidad de los problemas e incorpora también los puntos de vista de la ecología y la racionalidad.


¿Tienen derechos los animales o se trata de una idea fantasiosa de cuatro locos idealistas? ¿es serio ocuparse de sus problemas cuando hay tantas necesidades humanas? ¿Qué hay de malo en alimentarnos de animales, tal y como lo hemos hecho siempre? ¿Cómo puede criticarse el uso de ratones en experimentos médicos que salvan vidas de personas? El autor recoge en este libro todos aquellos planteamientos (y muchos más) que suelen aducirse para justificar la explotación de los animales no humanos en muy diversos ámbitos, y los rebate con una única arma: la razón.


¿Es instintiva la compasión que nos mueve a preocuparnos por los demás? ¿O hemos venido al mundo sólo para luchar por nuestros propios intereses y nuestra supervivencia individual? En esta obra, el autor estudia de qué modo surge la empatía y el altruismo en el
ser humano y en los animales.
A partir del análisis de la conducta de diversos mamíferos, De Waal nos muestra que muchos animales se preocupan por sus congéneres y están dispuestos a acudir en ayuda de sus semejantes, en algunos casos arriesgando sus vidas. Así, la empatía es un rasgo ancestral que caracteriza a animales y a hombres. La edad de la empatía desarrolla un extraordinario y controvertido enfoque de este sentimiento en el mundo animal, al tiempo que nos lleva a preguntarnos qué nos hace humanos.


El movimiento en defensa de los animales ha ganado batallas. En España, p.ej., el Congreso de los Diputados aprobó en 2017, una ley según la cual los animales ya no son «cosas» sino «seres sintientes». Pero a pesar de ello, éstos seguirán siendo propiedades que se podrán comprar y vender, usar en espectáculos, maltratar y sacrificar en beneficio de los humanos. La explotación animal sigue creciendo en todo el planeta: actualmente los humanos matan a 56.000 millones de animales al año, 3 veces más que en 1980. Cualquier persona preocupada por esto debe entender como prioridad un cambio de carácter político. Así, además del activismo, necesitamos un cambio radical de paradigma teórico. Es lo que propone este libro que ha revolucionado el pensamiento sobre la «cuestión animal». A partir de la idea de igualdad moral, autonomía y prosperidad para todos los seres sintientes y con intereses propios, los autores plantean una nueva comunidad (de humanos y animales) regida por un concepto compartido de justicia.


En este libro, Joseph de la Paz nos descubre por qué cada día hay más veganos y nos habla del veganismo más allá de la dieta y de la filosofía, y de cómo se está expandiendo, de un renovado concepto de humanidad y de una visión de futuro.

“No existe en el mundo nada más poderoso que una idea cuyo tiempo ha llegado”. Víctor Hugo


Esta obra revolucionaria explora por qué en nuestra cultura nos mostramos tan dispuestos a comer algunos animales mientras que ni se nos pasa por la cabeza comernos a otros. Melanie Joy, psicóloga social, afirma que este fenómeno se explica por un proceso de negación. Hacemos caso omiso de los hechos: de la capacidad de conciencia de los animales, de su capacidad para sentir dolor, de las crueles prácticas ganaderas, de que no necesitamos comer carne y de que, por lo general, sin ella viviríamos más y mejor. «Una lectura obligada para todo el que esté interesado en saber más acerca de qué comemos y por qué.»


Este libro coral refleja la multidimensionalidad de nuestra relación con los otros animales que conviven con nosotros. Por un lado, contempla aspectos culturales y sociales, como son la caza, la crueldad en la cultura, la cuestión del vegetarianismo y los vínculos de la protección animal con los albores del feminismo. Por otro lado, pone en relación nuestro «yo» con ese «otro significativo» con el que compartimos destino los animales no humanos, lo que se analiza en temas tan dispares como la globalización hasta la literatura. Todo ello conduce, inevitablemente, a una reformulación de los conceptos de derechos y deberes, que ahora incluyen a los animales no humanos con los que convivimos y que ha dado lugar, especialmente en los últimos decenios, a una intensa producción legislativa sobre protección animal, que también se recoge en esta obra.


En una época en la que todo el mundo se está volviendo verde, la mayoría no son conscientes de que el FBI está usando recursos destinados a acabar con el terrorismo para perseguir a activistas por el medio ambiente y por los derechos de los animales.
Se utiliza a los tribunales para ampliar los límites convencionales de lo que constituye el término terrorismo y para golpear a los activistas no violentos con condenas desmesuradas. Algunos han tenido que enfrentarse a cargos de terrorismo por el simple hecho de pintar eslóganes con tiza en la acera.
Al igual que el llamado Terror rojo en los EEUU este «Terror verde» consiste en la intimidación, mediante la palabra ecoterrorista para impulsar una campaña política, inculcar el miedo y silenciar la disconformidad. Este libro es una visita guiada por el mundo del activismo que cuenta cómo privan a personas comunes del derecho de defender lo que creen.